Dieta alcalina

Dieta-alcalina

Artículo elaborado para CerealBio

¿Qué es una alimentación alcalina?

Una dieta saludable, en la que abundan más alimentos alcalinizantes que acidificantes (no tienen porqué ser ácidos de sabor sino de ph). El ph se mide del 0 al 14, siendo 0 el más ácido y 14 el más alcalino. Nuestro organismo, necesita estar en un valor alcalino para seguir saludable.

La constante acidificación en nuestro organismo hace que órganos del tejido conjuntivo tengan que constantemente guardarlos e intentar eliminarlos, y ésta sobrecarga puede desencadenar en problemas de articulaciones, alergias, problemas respiratorios, nerviosos y de hígado o riñón.

Por otro lado, el ph es clave para el correcto funcionamiento de nuestro proceso digestivo. Las enzimas necesitan un terreno alcalino para funcionar correctamente, y poder así actuar sobre azúcares y grasas.

¿Cómo conseguir una alimentación alcalina?

Reduciendo aquellos factores que acidifican nuestro organismo: el estrés contínuo, la sobrecarga de metales pesados, el continuo uso de alimentos de origen animal, lácteos, harinas blancas, azúcar, café y té negro, alcohol, salsas precocinadas, y fritos.

Cuando consumimos un alimento demasiado acidificante, nuestro cuerpo, para compensar el ph, extrae minerales de propias reservas (depositadas en huesos, dientes, articulaciones, uñas y cabellos) para equilibrarlo, y de ésta forma, es cuando nos desmineralizamos poco a poco sin darnos cuenta. Es por ello que mucha gente tiene déficits de minerales cuando se supone que por ejemplo, sigue una dieta rica en calcio y magnesio.

La otra forma de equilibrar nuestro ph y seguir una alimentación alcalina es ir aumentando el consumo de alimentos alcalinos ricos en minerales:

  • Verduras de hoja verde: hojas de remolacha, hojas de mostaza, espinacas, berros, canónigos, endivia, escarola, rúcula, diente de león, cilantro, perejil
  • Crucíferas: brócoli, col, coliflor, col rizada, colinabo
  • Apio, zanahoria, ajo, espárragos, calabacín, pepino
  • Algas: kombu, wakame, nori, agar-agar
  • Frutas más alcalinas y ricas en minerales: aguacate, frutos rojos, manzana, pomelo, limón
  • Fuentes de proteína más alcalinizantes: semillas (de lino, chia, calabaza, sésamo, girasol, cáñamo, grosella), almendras, lentejas
  • Cereales más alcalinos: trigo sarraceno, quinoa, espelta

Share this post

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies