¿Cuánto cuesta realmente ir a un dietista o nutricionista?

93ff45_dddf32c4f0874e9e96efb1b74619cb0b

Es muy triste que profesionales y autónomos como yo tengamos que justificar nuestras tarifas, cuando una persona que tiene un sueldo fijo cada mes no tiene que hacerlo. Pero así es.

Desafortunadamente, además, la profesión de dietista/nutricionista aún está muy mal valorada económicamente porque hay muchísimo intrusismo (personas que no cobran o cobran muy poco).

Aún hay gente que considera que 60€ por una visita nutricional es caro. Teniendo en cuenta que un par o tres de sesiones pueden hacer que te encuentres mucho mejor… ¿Cuánto vale tu salud y felicidad? ¿Cómo te valoras a ti mismo? ¿Cuánto invertirías en realmente mejorar cómo te encuentras?

¿Cuántas horas pasas en tu coche? ¿Cuánto pagaste por él?

¿Cuántas horas pasas durmiendo? ¿Cuánto pagaste por tu colchón?

¿Cuántos años te va a durar tu cuerpo? ¿Cuánto inviertes en cuidarlo?

¿Recuerdas alguna vez que, por otro lado, has necesitado comprarte unos zapatos, un bolso, una sesión de belleza o algo improvisto que no entraba en tus gastos? ¿Por qué no hacer una cosa puntual que te va a ayudar a estar más sano y a sentirte mejor durante más tiempo?

 

Que una consulta sea cara o barata en realidad, es bastante relativo…

Lo que mucha gente no entiende es que cualquier autónomo no gana directamente lo que cobra por sesión o servicio. Tenemos muchísimos gastos y trabajamos muchas más horas que nadie nos paga, por lo que lo que cuesta la sesión no es lo que conocemos como precio/hora.

Cuando estamos pagando a un dietista/nutricionista estamos pagando…

  • EL ESPACIO EN EL QUE TRABAJA (sea presencial u online):
    • No, no se puede trabajar de forma productiva y concentrada, ni en tu casa ni en una cafetería, y menos atender a personas con problemas de salud.
    • En muchos casos, en el caso de trabajar en clínicas por ejemplo, se quedan con el 50% de lo que paga el cliente.
  • IVA: hay muchos profesionales que aún cobran en efectivo y sin iva, por lo que no declaran sus ingresos. En nuestro caso de los 60€ que pagáis por la visita por ejemplo, en realidad, 12,60€ ya solo se va en este impuesto.
  • El TIEMPO DE LA SESIÓN (no es lo mismo dedicarte 20 que 60, o 90 minutos) pero también el TIEMPO POSTERIOR a resolver tus dudas, a estar disponible para ti (como hago yo por ejemplo por whatsapp), y el tiempo dedicado a enviar menús, preparar nuevas recetas, infografias más visuales y el tiempo/dinero para diseñar todos estos materiales.
  • El resto del tiempo: Las consultas ocupan solo el 20% de mi tiempo laboral y es mayoritariamente lo que paga el resto de mi tiempo: trabajo muchas más horas contestando mails y whatsapps, preparando cursos online, preparando e impartiendo formaciones o conferencias, escribiendo artículos, colaborando en medios con entrevistas gratuitas, supervisando la agenda, grabando videos, seleccionando fotos, generando contenidos para redes y haciendo cambios en la web, organizando el tiempo y las tareas, contabilizando y ordenando facturas, haciendo reuniones con colaboradores, pensando en cómo llegar a la gente, preparando y organizando retiros, preparando dossiers, infografías o presupuestos, acudiendo a reuniones… y seguro que algo más me dejo.
  • Los GASTOS e INVERSIÓN de web, marketing, publicidad, u otras herramientas de comunicación.
  • El Pago del MATERIAL necesario (físico u online, que puede ser más o menos barato su preparación y diseño);
  • La Cuota de autónomos (que mínimo son 280€ mensuales);
  • El Seguro de responsabilidad civil que es obligatorio para cualquier profesional dedicado a la salud;
  • La Cuota de la asociación, federación o colegio profesional que es obligatorio para ser considerado alguien «confiable»;
  • Las Formaciones, reciclajes, congresos, simposiums, acceso a estudios…
  • El transporte y otros gastos que necesitas para llegar a tus pacientes y clientes.

Otros motivos que hacen que el precio sea más elevado:

1. TITULACIÓN OFICIAL (estudios reglados, formación asegurada)

Escoge siempre a un profesional titulado (graduado o técnico, ambos son las titulaciones oficiales, no sirve ningún otro tipo de titulación, ni siquiera médico, endocrino o infermera con un máster en nutrición; eso es intrusismo también y no han estudiando tantas horas como nosotros) que además de transmitirte experiencia y conocimientos (tu salud está en juego), te dé buen feeling, te transmita cercanía, tranquilidad, transparencia y empatía… que se adapte a ti, que te lo explique todo…

(Todo profesional debería mostrar su titulación insitu en la consulta o en su página web para darte seguridad). Puedes ver el mío aquí.

2. FORMACIÓN COMPLEMENTARIA y ACTUALIZACIÓN

El mundo de la nutrición cada vez está más actualizado (de aquí a que haya tanta diferencia de opininiones), porque cada vez salen nuevos estudios científicos y cada vez se sabe más sobre algunos temas. Por eso, cuando buscamos a un nutricionista, es necesario que no sea «de la vieja escuela» y que podamos ver de alguna manera que sigue formándose, o que comparte artículos científicos actualizados.

3. EXPERIENCIA

No por más años se tiene obligatoriamente más experiencia (hay gente joven que ha podido ver más casos, estudiado más o que está más al día de tratamientos, dietas y artículos científicos, y con más ganas por querer hacer las cosas bien, más energía, más actualización, y pasión; y hay profesionales con muchos años de experiencia que siguen haciendo las cosas mal, como decir que los huevos producen colesterol o que la fruta engorda). La experiencia hoy en día también se valora por la calidad del tiempo que te dan mientras te ayudan. Dónde se ha formado (estar preparado), dónde ha trabajado, con qué profesionales, de quién ha empapado, no sólo cuántas horas ha pasado consulta…

4. RECONOCIMIENTO

Personalmente creo que pagar más de 100€ por visita es una barbaridad, por eso me niego des de hace años, aunque mi sector me lo diga siempre, subir mi tarifa más. Muchas veces se paga el nombre, cuando existen muchos otros profesionales no tan famosos a la que puedes visitar por menos dinero.

Pero igual que muchas veces no prefieres dejar tu coche en un taller cutre sin referencias, y lo llevas a uno que es más caro pero que demuestra cada día lo que hace, también pasa con nosotros. Tu salud y tu bienestar es también tu coche. Es más, deberías priorizarte y valorarte más que un coche. ¿Qué calidad te podrá aportar una dieta de 10€ con diferencia a una de 60€?

De aquí a decir que este servicio debería «democratizarse» más (bajar precios en general) para que más gente pueda ir al nutricionista, no es tarea 100% nuestra, sino de la sanidad. Ellos deberían colocar a nutricionistas actualizados a sueldo dentro de la sanidad, para dar unos mínimos (nosotros ya vamos empujando a los colegios/federaciones/asociaciones para que achuchen un poco a los gobiernos).

Por otro lado, en mi caso, parte de mi tiempo y, por lo tanto lo que cobro en mis servicios, lo dedico cada año para poder crear también productos gratuitos (videos, recetas, artículos…) y así poder ayudar a mucha gente que quizá no podría venir ni a una sesión ni a una conferencia.

5. EXTRAS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE VALORAR SI ES «CARO»:

– El Lugar dónde pasa consulta (no es lo mismo un centro de belleza o gimnasio cutre que un centro de salud o despacho reconocido o con unas buenas instalaciones dónde poder atender mejor o en el centro de una ciudad). La calidad tiene un coste, y la zona también.

– Si tiene una marca/empresa detrás que «subvencione» parte del coste de la sesión: Hay profesionales que trabajan en tiendas, farmacias, mútuas o centros en los que se paga poco pero porque pagas una cuota al estar inscrito allí o luego tienes que comprar algo.

– El Modo en el cual se realiza la sesión: la atención que te ha dado, su implicación, cariño, flexibilidad, personalización. Eso es un valor diferencial, y todo valor tiene su precio.

– Por otro lado, a muchos profesionales de la salud como a mi, nos pasa que nos es imposible hacer más de 3-4 horas al día con pacientes, porque energéticamente y mentalmente desgasta mucho (sobretodo los que nos implicamos al 200% en cada caso), y es por eso que tenemos que coger menos visitas que otros (sin que nuestra salud se vea comprometida), y así podamos atender a los pacientes con la máxima calidad, tranquilidad, sin prisas, y a la vez dando lo mejor de nosotros.

Puedes ver quién soy y cómo trabajo en los siguientes enlaces:

Mi currículum

Cómo paso consulta

Lo que dicen de mí mis pacientes

Lo que dicen de mí en facebook

Empresas que ya han confiado en mí

Medios que han querido saber de mí

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
© Neus Elcacho - Dietista en Barcelona.  Aviso legal y política de privacidad  |  Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies